Tres parques contratados en 2018 en Cartagena tendrían irregularidades.

  • Funcicar a través de su programa Vigila Cartagena visitó 3 parques contratados por la Secretaría de Infraestructura en 2018 mediante la modalidad de mínima cuantía.
  • Estos 3 parques hacen parte de los 12 parques y escenarios deportivos contratados el mismo día por mínimas cuantías por valor de $640 millones.
  • Se identificaron 18 inconsistencias y presuntas falencias en los 3 parques construidos.

La Secretaría de Infraestructura de Cartagena contrató en junio de 2018, la construcción y rehabilitación de 12 parques y escenarios deportivos mediante la modalidad de mínima cuantía. Estos procesos que ascienden a los $640 millones fueron contratados con cinco personas naturales y jurídicas:

  • Abraham José Álvarez Díaz, 5 obras.
  • José David Díaz Pastrana, 4 obras.
  • Edilberto Julio Padilla, 1 contrato.
  • Consorcio HK Parque Mandela, 1 contrato.
  • Consorcio HC construcciones 2018, 1 contrato.

Pese a que Funcicar, a través Vigila Cartagena, presentó 20 observaciones cuando se abrieron los procesos, y alertó en redes sociales y medios de comunicación que tenían deficiencias de planeación y no había diseños ni análisis de precios unitarios que justificara el valor de las obras, la Secretaría de Infraestructura continuó con su contratación, adjudicándolos entre el 6 y el 7 junio de 2018, sin responder a las observaciones. Esto va en contravía de lo establecido en el Decreto 1082 del 2015.

Vigila Cartagena visitó estas obras después de su ejecución y encontró que a pesar de que la administración distrital había pagado el 100%, no todas habían sido ejecutadas a cabalidad. Hubo 18 inconsistencias y presuntas falencias identificadas desde el equipo multidisciplinario conformado por un ingeniero, un abogado, un economista y un comunicador que inspeccionó las obras en marzo del 2019, a menos de seis meses de haberse entregado.

Parque Olaya sector 11 de Noviembre 

La Secretaría de Infraestructura de Cartagena contrató con Abraham José Álvarez Díaz la adecuación del parque Olaya sector 11 de Noviembre por un valor de $62 millones, luego adicionó $30 millones para obras complementarias que no habían sido planificadas de manera inicial. El contrato terminó costando más de $92 millones.

En este análisis se comparó lo que hizo el contratista, con lo que la administración pagó de acuerdo al acta final de obra:

  • La Secretaría de Infraestructura de Cartagena pagó dos unidades de parque infantil por $7 millones, cada uno incluía mini torre con encierro y techo, deslizadero, 2 columpios, subi-baja y escalera. Sin embargo, solo se instaló una unidad. En el acta final de obra, la Alcaldía certificó haber recibido dos unidades y pagó al contratista el valor de ambas.

  • No se encontró levantamiento en bloque Nº 6 perimetral que debió ser instalado en un área de 63,17 metros lineales. Pese a que no hay evidencias de su construcción, la Secretaría pagó al contratista $2.893.186 por este ítem.

  • La Administración habría pagado una cantidad de zahorra superior a las dimensiones del parque: Se pagó $17 millones para el relleno del parque con 280m3 de zahorra que debían ser vertidos a un espesor de 10cm, esto equivaldría a rellenar un área de 2.800m2. Sin embargo, calculando que el Parque de Olaya-11 de Noviembre tiene un área aproximada de 470m2, su relleno a 10cm de espesor equivaldría al uso de solo 47m3 de zahorra y no de 280m3. Es decir, se habría pagado 233m3 de zahorra que no se usaron.

  • Pese a que las obras fueron entregadas el 26 de noviembre, cuatro meses después se encontraron grietas en los andenes construidos por un valor superior a los $3 millones, las bancas hechas en concreto tenían desmoronamientos y grietas, el subibaja instalado estaba sin agarradero, y de acuerdo a los vecinos, esta parte de la estructura se desprendió dos días después de haberse instalado y se encuentra en custodia de un vecino del sector.

De los más de $92 millones ejecutados, se encontraron presuntas falencias y anomalías en la ejecución de más de $39 millones.

Parque Pozón sector 14 de Febrero y Los Lagos.

Esta obra fue contratada por la Secretaría de Infraestructura el 17 de agosto de 2018 con José David Díaz Pastrana por más de $36 millones. De acuerdo al informe final de obra, el mantenimiento y adecuación del parque finalizó el 28 de septiembre.

En la visita de obra se encontraron las siguientes anomalías:

  • Las porterías suministradas por el contratista presentan desviaciones que evidenciarían falencias en su instalación y adecuación.

  • La pintura en esmalte por la cual la administración pagó 833 mil pesos se encuentra deteriorada y desprendida por zonas, pese a que estos trabajos tenían menos de seis meses de haber sido entregados.

  • Las cuatro bancas instaladas por $1.219.010 tienen grietas y fraccionamientos.

  • En el acta final de obra se pagó $2.500.000 para el mantenimiento de un parque existente en el que estaban, dos deslizaderos, dos columpios, pintura y ensamble de piezas. Sin embargo en el parque solo se encontró un deslizadero y no había columpios, por lo que se desconoce si fueron removidos por el contratista y no fueron instalados nuevamente o si no se encontraban en la estructura existente y aún así se pagó su mantenimiento.

Parque y Kiosko de Flor del Campo.

La construcción del parque y kiosko en Flor del Campo fue contratada por más de $66 millones con el Consorcio HC Constructores el 21 de junio de 2018 y se desconoce su fecha de entrega debido a que hay inconsistencias entre las fechas establecidas en el informe de supervisión  y el acta final de obra, el primero  indica que se finalizó el 24 de septiembre y el segundo, señala que se terminó el 4 de septiembre, es decir 20 días antes.

  • Los juegos suministrados incluían barras con argollas que no fueron instaladas y pese a esto, la Secretaría pagó al contratista los $7.100.000 que estaban contemplados en este punto. De igual forma no se encontraron columpios, de acuerdo a la comunidad estos fueron instalados y a la semana siguiente se desprendieron, por lo que un miembro de la comunidad los tiene en su custodia.

  • Según la comunidad, las obras fueron suspendidas por 10 días, sin embargo estas no aparecen registradas en las actas.
  • El techo instalado en el Kiosko presenta fisuras entre las láminas instaladas. De igual forma se identificó corrosión en las bases de los juegos biosaludables instalados.

  • Un miembro de la comunidad manifestó tener en su poder dos luminarias que le suministró el contratista; de acuerdo con el acta final, estas debieron ser instaladas.

En ninguno de los 3 parques se instaló la valla informativa con la cuantía, el objeto y el contratista. Tampoco hubo socialización con las Juntas de Acción Comunal quienes manifestaron no haber recibido la información del contratista sobre las obras a realizar.

Funcicar recomienda a la Secretaría de Infraestructura planear de manera más rigurosa sus procesos de contratación, a fin de garantizar especificaciones técnicas, análisis y estudios que justifiquen sus inversiones.

De igual forma, se recomienda a la administración garantizar la trazabilidad y calidad de las supervisiones debido a que un solo funcionario le fueron asignados estos tres contratos, en los que Vigila Cartagena identificó que hubo pagos de obras y suministros que aparentemente no se hicieron.

“Sí a la contratación pero con calidad en su ejecución, tenemos que ser más exigentes si queremos buenas obras. Lamentablemente la falta de planeación nuevamente afecta la calidad de la inversión, pese a que desde la publicación de los procesos advertimos falencias, la secretaría hizo caso omiso a nuestras observaciones y aquí vemos los resultados. Nos preocupa el buen uso de esta modalidad de contratación, de mínima en mínima el año pasado se contrató más de $18 mil millones” afirmó Carolina Calderón, directora de Funcicar.

 

38 Visitas totales, 38 Visitas hoy

Fuente