ZONA DE CANDELA

LA CONTRATACIÓN EN LOS JUEGOS NACIONALES

Llama la atención que dentro de la contratación de personal que se ha venido haciendo para los Juegos Nacionales por parte de la gobernación de Bolívar, léase, Dumek Turbay Paz, la contratación de mayor valor es la del señor Elías del Valle Ramírez, entrenador de la Liga de Patinaje, y la cual se hizo por $108 millones de pesos, 12 millones mensuales, para que durante nueve meses, a partir de marzo de 2019 organizara todo los relativo a la Liga de Patinaje de Bolívar.

Llama mucho la atención que mientras a abogados, y la mayoría de otros profesionales contratados por la gobernación de Bolivar para los Juegos Nacionales, los valores mensuales de pago por sus servicios escasamente sobrepasan los tres millones y medio de pesos, al señor del Valle, de la Liga de Patinaje, donde el presidente en Bolivar es el papá de la Chechi, Eugenio Baena Calvo, y la misma Chechi, patinadora, es la directora de los Juegos le paguen 12 millones de pesos mensuales.

CUALQUIER BUS LE SIRVE…

Guillermo Gómez Merlano «El ungido por Dios según sus hermanos de Iglesia» no le sonó la flauta para la Alcaldía de Cartagena y ahora quiere probar suerte aspirando a la Asamblea de Bolívar. ¿Será cierto que quien no sabe para dónde va, cualquier bus le sirve?

El frustrado aspirante habrá pensado que las cosas no son tan fáciles para sentarse en el Sillón de la Plaza de la Aduana y ahora salió con el cuento que los cartageneros no están preparados para enfrentar la corrupción y votar a conciencia. ¿Cómo hará para conseguir los votos si no hay conciencia en la ciudad o para no caer en tentación si es que es elegido como diputado?

NO SON NUEVAS “LAS JUGADITAS” DE RICO.

Las excentricidades de la contratación a dedo que acaba de hacer el alcalde de la Localidad 2 de Cartagena, Gregorio Rico Gómez, por $270 millones para que 12 funcionarios de tal entidad disfruten de un viaje de placer en la Islas del Rosario y en Bucaramanga.

En 1998, cuando fue alcalde de Cartagena, Nicolás Curi, se celebró con el IGAC (Instituto Geográfico Agustín Codazzi), dirigido en Bolívar, para la época, por Gregorio Rico Gómez, amparado políticamente por el entonces Representante a la Cámara William Montes Medina, y hoy alcalde de la Localidad N° 2 de Cartagena, un convenio por la suma de $!00 millones para adoptar una nueva nomenclatura urbana en Cartagena.

Dicho Convenio fue siniestrado por irregularidades cometidas por el señor Rico Gómez, lo cual originó el incumplimiento del objeto del Convenio, siendo sancionado por la Procuraduría General de la Nación al elevar tales irregularidades a título de falta disciplinaria grave a título de dolo.

La Fiscalía, de igual manera y por tales hechos le imputó cargos al señor Gregorio Rico Gómez, quien se fugó del país, estando prófugo de la justicia colombiana por más de cinco años. Finalmente, esa platica, los $100 millones, se perdieron.

Luego, el señor Gregorio Rico Gómez, reapareció, en el gobierno de Juan Carlos Gossaín como gerente de Aguas de Bolívar, para la época amparado por la cuestionada Dayra Galvis, donde se vio involucrado en la pérdida de unos camiones con agua potable enviados al sur de Bolívar.

¿QUE IRÁN A DECIR AHORA DEL MITI MITI?

¿Cómo podrá soportar el doctor Jaime Hernández Amín los embates de la guerra sucia, ahora que comience en firme la campaña a la Alcaldía y le recuerden que su padre, Jaime Hernández Pérez, ex gerente de Telecartagena es prófugo de la justicia colombiana, fugado a los Estados Unidos para no responder por la defraudación a esta empresa en el famoso caso conocido como “el Miti-Miti”, y en el que participó con el ex senador, condenado, Juan José García Romero?

 

9 total views, 9 views today

Fuente