Camacol y Concejo analizan implicaciones del aumento en impuesto de delineación urbana

En la sesión del Concejo de Cartagena realizada este martes, la plenaria de la corporación se declaró en sesión informal para permitir la participación de Angélica Salas, gerente regional de Camacol, quien se refirió al Proyecto de Acuerdo 173 sobre ajustes en materia tributaria.

Salas resaltó que el sector de la construcción es la cuarta actividad de mayor importancia en la región y en 2018 dejó a la ciudad cerca de $36 mil millones en tributación, además, ha generado más de 7 mil nuevas plazas de trabajo en una década. Sin embargo, este sector viene sufriendo importantes reducciones en su actividad y en los últimos 12 meses los lanzamientos y ventas de proyectos de construcción han disminuido significativamente, con variaciones que alcanzan hasta el 65%.

En ese sentido, Salas manifestó su desacuerdo con el incremento del impuesto de delineación urbana que se propone en el Proyecto 173, puesto que esto podría impulsar a las constructoras a trasladarse a municipios cercanos, como ya viene ocurriendo; de igual forma, señaló que el bajo recaudo en el impuesto se debe a la reducción de construcciones y no a evasiones, como se estipula en la iniciativa.

Para la representante de Camacol, el aumento en el impuesto desincentiva a las constructoras formales y conllevará a mayor informalidad en el sector, por lo que propone que la Administración fortalezca sus mecanismos de recaudo y logre una ampliación en la base de pagadores, teniendo en cuenta que por concepto de delineación urbana deben obtenerse hasta $29 mil millones anuales y en 9 años solo se han recaudado $59 mil millones.

De igual forma, mencionó que debe incentivarse la seguridad jurídica y eficiencia regulatoria en materia de construcción, toda vez que no hay normatividad clara para temas como viviendas VIS y parqueaderos, además, hay dificultades y demoras injustificadas de hasta 8 meses en la obtención de documentos como planes de manejo ambiental y usos de suelo.

Como coordinador del Proyecto 173, el concejal Javier Curi (Liberal) coincidió en que hay un estancamiento en el sector de la construcción y se requiere mayor consenso sobre las herramientas de ordenamiento territorial y de seguridad jurídica. Sin embargo, destacó que el Distrito viene presentando un bajo desempeño fiscal, especialmente en ingresos no tributarios.

Curi expresó que Cartagena tiene una de las más bajas tasas de delineación urbana, pero esto no ha significado un incremento en los recaudos, por lo que se busca aumentar gradualmente las tarifas. El concejal reiteró que urge impulsar al sector de la construcción pero la ciudad también necesita mejorar sus ingresos.

Sobre este tema se dieron otras intervenciones, así:

  • El concejal César Pión (La U) expresó que aunque deben impulsarse aquellos sectores con capacidad de generar empleo formal, este proyecto debe analizarse cuidadosamente y sería pertinente contar con un diagnóstico completo que analice los impactos del mismo a nivel social, laboral, y económico. Además, resaltó la importancia de encontrar consensos entre gremios y la clase política.
  • El concejal Antonio Salim Guerra (Cambio Radical) destacó que en el proyecto 173 también se proponen alivios a los contribuyentes mediante rebajas en las sanciones, pero se opone al aumento del gravamen para el sector de la construcción pues son los dinamizadores de la economía local y los costos extras podrían ser trasladados al cliente, afectando a los posibles compradores de vivienda.
  • El concejal Ronald Fortich (Cartagena Confirma) manifestó que no puede desconocerse la inseguridad jurídica que existe en la ciudad para tramitar licencias y permisos de construcción, lo cual ha ocasionado disminuciones en este sector. Para Fortich la Administración ha sido permisiva en la construcción informal y se necesita un trabajo articulado para mayor agilidad en los procesos.
  • El concejal Américo Mendoza (ASI) propuso la realización de una mesa de trabajo en la que participe el Concejo, Camacol y la Secretaría de Hacienda para escuchar a todos los implicados y lograr consensos.
  • La concejal Angélica Hodeg aclaró que el objeto del proyecto en cuestión no se limita a la delineación urbana y para estudiar su conveniencia es necesario un análisis completo de todas las propuestas del proyecto. Además, resaltó que lo que se busca con el impuesto de delineación es unificar tarifas, ya que se está presentando una elusión y solo se paga la tasa de 1% y no la de 1.5%, lo cual trae implicaciones negativas para los ingresos distritales.

Agotado el orden del día, se levantó la sesión y se convocó para el miércoles 25 de septiembre de 2019; a las 8:30 a.m., en las instalaciones del Concejo Distrital.

The post Camacol y Concejo analizan implicaciones del aumento en impuesto de delineación urbana appeared first on Mundo Noticias.

Fuente