Alias “Pambelé” privado de la libertad por minería ilícita en el sur de Bolívar.

Alirio Rojas Villegas, conocido con el alias de “Pambelé” y líder social en la vereda Caribona zona de Montecristo, sur de Bolívar, según las autoridades por cerca de una década encabezó una empresa criminal para la explotación ilícita por ausencia de permisos ambientales que estaría causando contaminación y daño ambiental por el uso de mercurio y explosivos en una veta de oro en la quebrada Caribona.

Por estos hechos, la Fiscalía lo judicializó y un juez penal de garantías le impuso detención domiciliaria como medida de aseguramiento. Según lo evidenciado en la investigación, alias “Pambelé”, de 42 años, habría ejercido la actividad ilícita a través de 15 entables mineros que no cuentan con licencia para la explotación a gran escala de dicha veta de oro ubicada en la región.

Expertos peritos del CTI de la Fiscalía visitaron la zona y establecieron la existencia del negocio al tiempo que documentaron los estragos causados a la naturaleza, con consecuencias nocivas también para los campesinos.

Al indiciado Alirio Rojas Villegas, una fiscal adscrita a la Dirección contra las Violaciones a los Derechos Humanos y Medio Ambiente le formuló cargos por Concierto para delinquir, Contaminación ambiental. Daño a los recursos naturales, Explotación ilícita de yacimiento aurífero, Homicidio culposo y Tráfico, porte o fabricación de explosivos.

Mediante labores investigativas se determinó que alias “Pambelé”, al parecer, a través de una licencia de explotación minera otorgada a una asociación de mineros artesanales, obtuvo permiso para explotar máximo 33 gramos de oro mensualmente.

La actividad es considerada como de subsistencia, pero no admite el uso de maquinaria pesada, equipos mecánicos, tanques o materiales pesados como mercurio o cianuro y, a pesar de ello, utilizaban sin permiso explosivos para romper las rocas de los túneles.

Usando esta licencia la actividad ilícita fue establecida en 15 socavones que alcanzan en algunos casos los 500 metros de profundidad y de los cuales salen toneladas de material rocoso del que se extrae el oro puro.

Los socavones no cuentan con medidas de seguridad ni su construcción es técnica, de ahí que los accidentes han sido continuos. Se conoció que un minero falleció al caer de gran altura dentro de uno de los agujeros. En el sitio hay piscinas artesanales con agua contaminada de cianuro o mercurio.

El líquido por filtración del subsuelo contamina las zonas cultivadas de la zona y la quebrada Caribona y otros afluentes del río Cauca.

La producción ilegal de los 15 túneles alcanza al mes los 1000 gramos de oro y una ganancia que alcanzaría los 9000 millones de pesos, que no reportan regalías.

Un estudio epidemiológico realizado por la Secretaría de Salud de Bolívar en el año 2012 estableció que había contaminación con metales pesados en los peces del río Caribón y en muestras de cabello tomadas a los campesinos.

En la región aumentaron enfermedades visuales, renales y del sistema nervioso por el consumo de pescado contaminado o exposición a los agentes químicos no tratados con las medidas de seguridad necesarias.

El daño ambiental es considerable por cuanto la fuente hídrica de la zona está convertida en un río de lodo oscuro o verdoso que carece de vida animal.

El cauce de la quebrada Caribona bajó dramáticamente porque es utilizada para tratar el material sacado de los socavones y, parte de esa agua infectada con mercurio o cianuro regresa a la quebrada.

Ante la emergencia que hay en la ronda de la quebrada Caribona, el juez penal 75 con función de control de garantías estableció una medida cautelar para restablecer el ecosistema y restituir sus derechos.

Tal medida ordena la creación inmediata de un equipo de trabajo interinstitucional conformada por Ministerio de Salud, Ministerio de Medio Ambiente, Ministerio de Minas, ANLA, Corporación Autónoma Regional del Sur Bolívar, Defensoría del Pueblo, Fiscalía, Procuraduría y Ejército, para que visiten la zona y realicen las siguientes acciones:

  • Cerrar todos los socavones mineros ilegales.
  • Retiro y adecuado manejo de elementos contaminantes como mercurio y cianuro, así como de los equipos y maquinarias existentes en los establos no considerados como minería de subsistencia.
  • Realizar un estudio epidemiológico que permita establecer si hay contaminación por metales pesados en el cuerpo de los campesinos residentes en la ronda de la quebrada Caribona.
  • Restablecer los derechos del medio ambiente a través de un plan que permita mitigar el daño ecológico y su pronta recuperación.

 

131 total views, 131 views today

Fuente