William García Tirado aclara dudas sobre su paso por Corvivienda.

El candidato por el partido político Colombia Justa Libres, William García Tirado, entregó sus respuestas a las preguntas realizadas en el debate organizado por Caracol TV y Blu Radio, al cual no pudo asistir por estar con los habitantes de Cerros de Albornoz, escuchando sus voces y socializándoles su Plan de Gobierno

¿Qué explicación tiene sobre las denuncias que hacen trámite en la Procuraduría donde lo involucran en presuntos comportamientos irregulares o ilegales en su desempeño como director de Corvivienda?

William García Tirado: Para la respuesta, recordemos que Sócrates decía; que “cuando el debate se ha perdido, la calumnia es el arma del perdedor”; y con ella es que quieren detener este imparable y decidido apoyo que me ha brindado el pueblo Cartagenero.

Soy consciente que a poco de las elecciones, lamentablemente, ocurre mucho, que las campañas sin posibilidades de triunfo, le apunten y ataquen con calumnias e injurias al candidato que va repuntando en las encuestas, en este caso a mi persona; con miras de obtener una mayor publicidad a costa de mi integridad y reputación.

Mi gestión en Corvivienda fue trasparente; a la fecha ningún organismo de control o autoridad judicial me sindica de ningún comportamiento irregular; solo son dos panfletos cuasi anónimos que presentaron y que los entes de control, como debe ser, (y lo aplaudo); usan como base para iniciar las indagaciones del caso; pero que no tienen ninguna base real. Son meros ataques políticos; al punto que incluso se ha gestado un grupo denominado con el alias de TCW (Todos Contra William) para agredir mi aspiración y afectar el proyecto con el que trasformaremos a Cartagena.

¿Qué responsabilidad tuvo con el edificio Aquarela? ¿Dio o no la licencia?

William García Tirado: Sea lo primero en decir que la vigilancia y control de la construcción de los proyectos de vivienda de interés social en el Distrito de Cartagena es competencia de la Oficina de Control Urbano de este Distrito no de Corvivienda. – Corvivienda no otorga ni nunca ha otorgado desde su creación licencias parA construcción de proyectos de vivienda.

De conformidad con lo establecido en el Estatuto Tributario Distrital (Acuerdo 041 de 2006; Art. 140 No 1 Lit h) los Documentos denominados Certivis (Certificados de Vivienda de Interés Social) que son emitidos por Corvivienda, son documentos de carácter, naturaleza jurídica y para un uso y finalidad estricta y eminentemente tributaria y no tienen ningún otro objeto.

Que por ser de un carácter y para uso netamente tributario, su expedición no implica reconocimiento alguno, ni autorización o exención del cumplimiento por parte del constructor, de la normativa sobre construcción previstas en la ley y en el POT distrital; los cuales debe respetar.

El Edificio Aquarela obtuvo su licencia de construcción en el año 2015; con un Certivis que le entregó Corvivienda en 2015; y mi periodo comenzó en 2016; así que eso fue antes de yo llegar al cargo.

Con posterioridad, en 2017; la promotora Calle 47 SAS que construye el proyecto, solicitó una ampliación del Certivis de 2015; la cual le fue autorizada para una segunda etapa. Etapa que jamás se inició ni se va a iniciar.

De manera que debe estar claro que el edificio que hoy esta erigido y en conflicto, sustentó su licencia de construcción con un Certivis de 2015 (antes de yo llegar al cargo). Y que la ampliación del Certivis, emitida en 2017 era para una segunda etapa sobre la cual no se ha levantado un solo ladrillo, ni puesto un gramo de cemento y de la cual ya desistieron.

Así que ni a Corvivienda ni al suscrito le asiste ninguna responsabilidad por el asunto de ese edificio, eso es un asunto de control urbano que me es ajeno y con el que han querido relacionarme tan solo para afectar mi reputación pública.

¿Cómo explica los subsidios que entregó a diestra y siniestra a periodistas de una manera indiscriminada?

William García Tirado: Eso es falso, al llegar a Corvivienda no solo logre rescatarla del fantasma de su liquidación que pedían muchos gremios de la ciudad; sino que la dejé convertida en la dependencia más dinámica, mejor calificada y con mayor desempeño de todo el Distrito.

Así mismo, adopté e implementé por primera vez en toda la historia de la ciudad, el sistema de asignación de subsidios de vivienda por la modalidad de oferta y por sorteo público, mediante el sistema de balotas, que se trasmitió en vivo y en directo por radio y el Canal Cartagena inclusive. De forma tal que la adjudicación de subsidios no puede calificarse de indiscriminada.

Se ofrecieron subsidios de vivienda a la clase trabajadora cartagenera, dentro de la cual se encuentran los periodistas, y de ellos solo los que superaron el proceso de postulación y calificación y que salieron ganadores en los sorteos, son los que pudieron ser beneficiarios; en un trámite trasparente y que no ha sido objeto de ninguna crítica ni por la ciudadanía ni por las autoridades.

¿Cómo explica los contratos que de manera directa y sin ningún tipo de licitación, según las entidades locales (Procuraduría y Contraloría), entregó durante su gestión?

Wiliam García Tirado: Ningún contrato en mi periodo de gestión se entregó por fuera de lo establecido en la Ley General de vivienda o el Estatuto de Contratación ley 80 de 1993.

Digamos las cosas como son, para no confundirnos, Ni la procuraduría, ni la contraloría, ni la fiscalía han afirmado eso mediante algún Acto administrativo o pliego de cargos; que como dije en mi primera respuesta vienen adelantando diligencias para revisar lo que la ola de denuncias TCW dejó es otra cosa. Pero confío en Dios que todo está en perfecto orden.

¿Cómo explica la compra de un lote con un sobrecosto aparente de miles de millones de pesos que dio cuando se desempeñaba como director de Corvivienda?.

William García Tirado: Corvivienda requería de un inmueble adonde pudiera desarrollar proyectos de vivienda de interés social, para cumplir con las metas del plan de desarrollo; así en agosto de 2016 Corvivienda hizo invitación publica para que todo aquel que tuviera un predio o lote pudiere proponérselo a la entidad para desarrollar allí un programa de vivienda de interés social VIS. Cualquiera pudo haber propuesto su predio.

La compra se hizo respetando toda la legalidad del caso; por un precio aclaro, que no fijo Corvivienda; sino que se le solicitó en avaluó al IGAC; y que la SCA Sociedad Colombiana de Arquitectos; quien se encuentra debidamente afiliada a la lonja de propiedad raíz realizó; por un valor final de 34 millones de pesos por debajo del avaluó comercial del predio.

Vale aclarar que la compra no tuvo ninguna tacha legal; ni ninguna autoridad ha dicho que allí hubo un sobrecosto; no hubo una compra con sobrecosto; se adquirió al valor comercial establecido por la lonja. Allí se viene construyendo la Ciudadela de la Paz; la bendición de hogar, con la que el distrito ha beneficiado a un sinnúmero de ciudadanos que no tenían casa

Que en campaña electorera terceras personas, con miras a poner dudas sobre este proyecto, que sacamos adelante luego que muchos gobiernos no pudieron hacerlo; hayan lanzado especulaciones sobre supuestos valores de venta en predios vecinos; no es más que conjeturas malintencionadas sin ningún sostén legal. (En las cuales no desgastaremos energía por lo absurdas que son) El procedimiento de compra fue legítimo y acorde lo establece la ley.

¿De dónde saca la plata para pagar a los prestigiosos abogados que contrató para defenderse de lo que denomina un ‘complot’ en su contra?

William García Tirado: He venido siendo víctima de un desleal complot sistemático y de desprestigio, con oleadas de denuncias infundadas, como lo ha visto el pueblo cartagenero, si es cierto. Y creo entonces que la pregunta que hay que hacerse aquí, no es como me defiendo, sino quienes están interesados en desprestigiarme y que fuerzas oscuras le temen a mi candidatura y buscan engañar al electorado cartagenero haciéndome falsas imputaciones.

Estas denuncias han afectado profundamente la tranquilidad de mi familia, y para mí eso es lo más valioso que puedo tener en la vida; por lo que frente a ello como cualquier buen padre de familia no estoy dispuesto a escatimar esfuerzos para recuperarla; y debe saberse que no quise; tuve que verme en la obligación de apoyarme en otros juristas; que si tienen un costo; pero no tan alto como parece darlo a entender la pregunta.

El costo de los juristas, no es un costo de campaña, ni se puede reportar como tal, y lo integré gracias a acuerdos comunes con parientes y amigos que compartieron mi preocupación por devolver tranquilidad a mi familia.

¿Quiénes son los clanes políticos que están detrás de su campaña?

William García Tirado: Tome la decisión de aspirar por un partido independiente, como lo es Colombia Justa Libres», precisamente para tener la independencia que hoy tengo; y no estar supeditado a ningún clan. “Yo no tengo jefes políticos; ni seré gobernante en cuerpo ajeno”.

El candidato que encabeza las encuestas agregó que quienes lo respaldan han visto una gran propuesta de gobierno para la ciudad de Cartagena.

224 total views, 223 views today

Fuente