Zona de Candela ¡EL EVENTO FUE UNA MIERDA!

El productor de espectáculos Ricardo Leyva responsable del montaje de la inauguración de los Juegos Nacionales y Paranacionales Bolívar 2019 en medio de una acalorada discusión con uno de sus proveedores que quedó registrada en audio, reconoció que el show presentado este 15 de noviembre en el Estadio Jaime Morón León de Cartagena fue “una mierda” y que nadie estaba pendiente de nada.

Se le escucha decir que en la tarima no hubo luces, no hubo seguidores para los artistas, falla en el sonido, en el lanzamiento de los fuegos pirotécnicos, faltó una planta eléctrica, el caballo no estaba listo, en fin reino la improvisación por falta de tiempo.

Palabras de grueso calibre se escuchan en ese audio descalificando todo el trabajo que hicieron los subcontratistas. Se sacaron los trapos al sol.

A propósito otras voces dejan entrever que hubo muchas irregularidades en las obras de los escenarios deportivos y de eso dan fe algunas veedurías.      

EL CARGO NO ES NUEVO

En Cartagena no es nueva la iniciativa del alcalde electo William Dau Chamatt de nombrar una vicealcaldesa o gerente de la ciudad, pues aunque tenga nombre diferente, recordemos que durante el gobierno de Judith Pinedo esta misma responsabilidad le fue encargada a la señora Mercedes Maturana Esquivia, hoy, asilada en Estados Unidos; no será, por lo tanto, eso creemos, un cargo de la Planta de Personal o de la Nómina de la Alcaldía, como tampoco lo fue antes.

Pero tampoco olvidémonos que, en los inicios de la elección popular de alcaldes de Cartagena, hasta el gobierno de Guillermo Paniza (1995-1997) existió un cargo similar, con las mismas responsabilidades, y tuvo el nombre de Alcalde Designado, cargo que sí hacía parte de la planta de personal, y en el cual, entre otros, fue ocupado por Willy Martínez Fernández y Miguel Curi Vergara, hermano de Nicolás.

UNA FADUL GERENCIARÁ A CARTAGENA

Mónica Fadul Rosa, la escogida por el alcalde electo William Dau Chamatt para gerenciar a Cartagena de Indias, es hermanita de Claudia, la eterna y fracasada aspirante al Concejo, Senado y Alcaldía de Cartagena; y también hermanita de padre y madre de Emilia, la encartada con grueso y complicado expediente judicial relacionado con su desempeño como directora de la Oficina de Instrumentos Públicos de Cartagena.

Mónica Fadul Rosas, será una “apaga incendios”, como bien ha dicho Dau. De lo que sí estamos seguros es que no la veremos en el espectáculo que cotidianamente veíamos con Mercedes Maturana, la ex alcaldesa de la calle, quien tomaba cervezas, al aire libre, y con desbordada alegría en el estadero de Fidel en la Plaza Pareja, colindante a la Plaza de la Aduana.

EL CHEQUE “CHIMBO” DEL IDER

El único cheque “Chimbólico” entregado por una entidad de gobierno no ha sido el que en tiempos recientes le entregó o le giró el gobierno nacional a la alcaldía de Bogotá para el inicio de las obras del Metro; no, la historia se ha repetido en Cartagena de Indias y ha sucedido con un cheque “Chimbólico” expedido por el Ider a favor de la campeona mundial de patinaje María José Campos a quien se le ha incumplido, como suele suceder, con estas promesas de ayuda.

A los deportistas que han expresado su molestia por medio de protestas realizadas en los bajos del Palacio de la Aduana, y que reclaman al alcalde de Cartagena y a Lía Sará, la gerente del IDER, el cumplimiento del compromiso, debe explicárseles o informárseles que después de las campañas políticas y de las elecciones en Cartagena, las arcas o la tesorería del IDER quedó vacía, ya que primero hubo que prioritariamente atender con esos dineros los compromisos muy especiales contraídos con las OPS y los contratos de los amigos de los candidatos al Concejo y a la gobernación de Bolívar, quienes gozaron y seguirán gozando, por lo menos hasta este 31 de diciembre de este año, de especialísimo afecto y atención por parte del IDER, sobre todo, de parte de su directora, la señora Lía Sará.

 

227 total views, 227 views today

Fuente