Traficantes de deportistas.

Si algo hemos venido denunciando aquí en Cartagena desde hace aproximadamente diez (10) años es el tráfico de deportistas de otros departamentos contratados en Bolívar por grandes sumas de dineros mensuales para que nos representen en los dos últimos Juegos Nacionales.

Quien inició este trueque con los deportistas de alto nivel de otros departamentos fue quien hoy funge como gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz y cuando oficiaba como gerente del Instituto Departamental de Deportes, Iderbol.

A todos estos «contratistas» se les conoce como deportistas mercenarios o deportistas golondrinas porque su interés por competir representando a un departamento que no es el de ellos, es el dinero.

También se dice que esos “mercenarios y/o golondrinas” fueron desagradecidos con su departamento de origen, debido a que les invirtieron en sus procesos formativos y de fomento enormes sumas de dinero con entrenadores que fueron los que les descubrieron sus talentos y cualidades hasta convertirlos en atletas de altos logros, pero que por una simple oferta económica cambiaron los colores de su bandera departamental por un uniforme o disfraz con colores que no sienten en su alma.

Son tan descarados que cuando ganan una medalla de oro se lo agradecen al gobernador Dumek Turbay en señal del dinero que este les ha venido pagando durante más de ocho (8) años.

En los Juegos Nacionales del año 2015 Bolívar obtuvo 36 medallas de oro, de las cuales 19 las ganaron los llamados “mercenarios” y 17 las ganaron los oriundos y nativos de Bolívar, logrando Bolívar el 4° lugar en el medallero nacional. Valle del Cauca quedó en el 3° lugar con 112 medallas de oro; es decir, que la diferencia con Bolívar fue de 76 medallas de oro. Y aquí dicen que fue un éxito.

El afán del entonces gerente de Iderbol era gritar voz en cuello que él era el que tenía el récord de más medallas de oro en la historia de Bolívar en Juegos Nacionales. Eso también le valió para gestionar la sede para estos Juegos Nacionales y Paranacionales 2019, pero esa es otra ridícula historia.

El tráfico de deportistas continuó porque la meta ahora eran conseguir 50 medallas de oro que bien podrían conseguirla, ¿pero a que costó?

Los deportes donde más se concentran la mayoría de los deportistas «satélites» son: tiro con arco, pesas, patinaje y lucha. Pero también hay en atletismo, en ajedrez, en vólibol playa, en taekwondo, dos en el softbol femenino y otras tantas en billar.

Ante este sistema de comercio con deportistas negociantes la pregunta es ¿Cuál es el futuro del deporte de Bolívar? ¿Donde está la reserva deportiva de Bolívar? ¿De donde ha salido todo el dinero y demás gastos ocasionados durante ocho años para pagarle a los deportistas contratistas? 

Los entes de control departamental y Nacional, la Procuraduría y la Fiscalía tienen una tarea interesante para saber de dónde salió ese dinero que se enbolsillaron los mercenarios en este tráfico de deportistas.

286 total views, 286 views today

Fuente