Los discursos maniqueos terminan todos mal.

Esa cantaleta insoportable de ser el más puro y el más transparente en los discursos de posesión por lo general con el correr de los días se desdibuja y el tiempo nos dará la razón.

William Dau Chamatt, nombrò como asesora anticorrupciòn a la corrupción encarnada. Lidy Ramírez, la esposa de un politiquero de baja monta al servicio de “La Gata” que quebró la ESE Magangué y Coabolsure por sus manejos precisamente politiqueros. Si, la misma que se robó la campaña de Petro y se la entregó a los comandos de la mafia paraca y genocida del departamento de Bolívar.

La misma que de la mano de su esposo le entregó la ESE Cartagena de Indias a Roque Bossio y tras traicionarlo, lo mostró como corrupto ante los medios y la opinión pública (ni Judas se atrevió a tanto).

Y ademas con una demanda penal vigente y en proceso de resolver por fraude al elector, en otras palabras, que «esta reina de los malandrines» sea asesora de despacho es como poner al diablo a hacer ostias.

El vulgar populismo de Dau Chamatt carece de un compromiso real con los desposeidos de la tierra, como si ocurre con Petro.

Por algo su trabajo en la multinacional Blackstone, uno de los fondos buitres más perversos del planeta, era precisamente quitarles las casas a personas sin recursos económicos.

La perimetral es un negocio multimegamillonario del suegro de Tomas Uribe, de los Araujo y del Centro Democrático, que desde la época de Judith Pinedo se viene cocinando, hacer de esa zona un resort exclusivo, ya la Boquilla no tiene para donde crecer.

Es obvio que Dau Chamatt le va a quitar los contratos a las mafias locales para entregárselas a las mafias aliadas de Duque. También es obvio, y la investigación nos dará la razón, que Dau ganó la Alcaldía con fraude del software de la Registraduría. Por eso tanta histeria en impedir el voto a voto.

No vale la pena hacerle daño al malo. La vida lo llevara solito a la celda y el lugar que le corresponde. Siento el fresco de la Rosa de Guadalupe de ver como se ponen ellos mismos la soga al cuello.

 

127 total views, 127 views today

Fuente