Mar Mejía, la cantante paisa que saltó de la timidez a la rebeldía musical

Mar Mejía

Muchas son las historias de los músicos que desde niños soñaban con ser cantantes, donde sus mejores escenarios eran las salas de sus casas o simplemente las reuniones familiares. Sin embargo, la cantante paisa Mar Mejía ocultó por mucho tiempo su talento por la timidez, esa que hoy decidió soltar con cierta rebeldía en la industria musical.

«Soy un poquito rebelde, me gusta igualarme. Pienso que se vale cuestionarse las cosas y actuar con un poquito de rebeldía y carácter. Eso me gusta comunicarlo, no directamente en mis canciones, sino en mi personalidad», relató.

Esta cantante, quien dijo que «ni en el colegio me atrevía a coger un micrófono ni un instrumento», por su timidez, comenzó su carrera musical entre el año 2017-2018 con ciertos tropiezos, pero con la chispa musical bien encendida.

Le puede interesar: Mar Mejía de la mano de Bull Nene, enciende la música colombiana con nuevo sencillo

«Me dije: voy a terminar la universidad, pero quiero hacer música. Entonces empiezo a explorar, a grabar mis primeros covers, a meterme en un estudio», explicó la cantante, quien agregó que antes de esto quiso formar una banda y ser Dj, sin que ninguna despegara.

Un diamante en bruto

Durante la pandemia, Mar Mejía, considerada como un diamante en bruto debido a la perfecta fusión de géneros en sus canciones, fue finalmente descubierta por el productor y compositor de artistas como J Balvin y Maluma, Bull Nene.

«Cuando comenzamos a hacer música, yo estaba emocionada con la idea de que estaba trabajando con él (Bull Nene), yo no le cuestionaba nada. Hacíamos mucho reggaetón, y yo en el fondo: está brutal, este man es un teso», comentó Mar Mejía.

No obstante, en su mente no estaba algo tan urbano, sino más pop, «yo siento que fue un proceso muy lindo, porque le mostré otro mundo de la música, algo más americano, más anglo», explicó.

Mar Mejía ya lanzó 3 sencillos de su primer trabajo discográfico, titulados: ‘Money’, ‘Nascar’ y ‘Así somos’, por medio del sello de Nene, God Willing Records, con quien firmó en septiembre de 2020, «desde ahí estamos trabajando en el álbum, muchísima música, muchos procesos creativos, pasamos de un sonido comercial a uno que encontramos más único. Vamos con toda».